A Don Juan José Maestre Limón

25.11.2014 18:35

25.10.2014 18:14

A Don Juan José Maestre Limón, con motivo de su jubilación el próximo día 1 de Noviembre.

 

Quisiera, desde este humilde blog, hacer un pequeño homenaje escrito a alguien que durante treinta años ha estado ligado a la agricultura y ganadería del Andévalo Occidental y muy especialmente a Puebla de Guzmán, desde su puesto de funcionario de la OCA de Puebla de Guzmán, como se llama ahora, que no en otro tiempo. Ya con las primeras palabras se adivina a quien me refiero, y sí a él me refiero a Don Juan José Maestre Limón.

Estudia Perito Agrícola, o sea, Ingeniero Técnico Agrícola en la especialidad de Explotaciones Agropecuarias en la Escuela Universitaria de Sevilla de Cortijo de Cuarto, en la tercera promoción de esta carrera, terminando el año 1971.

En este año empieza a prestar sus servicios como Técnico Agrícola en la empresa Azucarera Antequerana y García Verduy, en Antequera (Málaga).

Continúa en estas labores hasta 1973, año este en el que aprueba Oposiciones al Estado a nivel Nacional quedando integrado en la 28 promoción de Técnicos del Servicio de Extensión Agraria Nacional.

Realiza las prácticas en Bonares (Huelva), siendo Jefe de la Agencia de Extensión Agraria Don Fernando Ñudi. Terminadas éstas, su primer destino será en Seguero (Salamanca) siendo ya finales de 1974.

En el año 1977 asciende a Jefe de Extensión Agraria incorporándose en Alameda (Málaga) como jefe de dicha Agencia a los 27 años de edad, permaneciendo ocho años en la misma.

Al quedar vacante en 1985 la Agencia de Extensión Agraria de Puebla de Guzmán, se incorpora a ella como Jefe de la misma relevando en el cargo a Don Fernando Cera Corzo, en Abril de este mismo año. Como jefe de la Agencia continuará hasta la extinción de aquellas como tales para pasar a ser Oficinas Comarcales Agrarias. Con el nombramiento de Directora de dicha Oca de Doña Brígida Martín Escolante, pasa a ser jefe de Departamento Agrario y Desarrollo Rural, cargo que ocupa con el actual Director Don Miguel Ángel Álvarez Álvarez hasta su jubilación el próximo día 1 de Noviembre de 2014.

Pues bien, por estas fechas cursaba yo en el Instituto de Bachillerato de Puebla de Guzmán el tercer curso y por motivos de estudios (petición de bibliografía para trabajos, preguntas etc.) y por tener la familia una explotación agraria, empecé a frecuentar la Agencia en aquellas fechas y tuve desde entonces la gran suerte de irme haciendo cada vez más amigo de “Juan José el Perito” como cariñosamente se le llama en el Pueblo, de congeniar con él, ser magníficamente atendido en la Agencia, siempre estaba dispuesto a ayudarme en cualquier tema relacionado con el campo en general, y por qué no decirlo a tomarme con él algunas copillas de aguardiente cuando venían a bien. Decía que congeniábamos muy bien y es verdad, su gran afición a campo extensivo (hoy decimos ya Dehesa, antes menos), el ganado ovino y de cerda, temas de forrajeras, sus “queridas pratenses” etc…, coincidían claramente con mi ya más que despertada pasión por estos temas y con la mirada futura puesta en ser también yo en su día Ingeniero Técnico Agrícola en Explotaciones Agropecuarias. Esto último se cumpliría afortunadamente gracias a Dios en Marzo del año 1992, fecha en la que entregaba con el visto bueno del tribunal el trabajo de fin de carrera.

Terminada la carrera como digo me solicita él mismo curriculum para selección en la Empresa Pública para el desarrollo Agrario y Pesquero de Andalucía (DAP), para formar parte del equipo de profesores que impartirán clases en los cursos de formación de Incorporación de Jóvenes Agricultores, al amparo de los Reales Decretos, 204 primero y 613 después, sobre Mejoras de Estructuras Agrarias e Incorporación de Jóvenes Agricultores.

Trabajé junto con él durante cinco cursos en los que compartimos muchas tardes en la tarea siempre humana de la enseñanza, siempre coincidentes en los temas a desarrollar e impartir, pues como decía al principio tenemos las mismas aficiones agrariamente hablando, amén de sustituirme siempre que se lo pedía por alguna cuestión personal con la mayor y buena voluntad como saliendo de él no podía ser de otra manera.

Creo que la comarca entera le estará agradecida como profesional y como persona, con sus virtudes y defectos que son inherentes al ser humano; pienso sinceramente y de corazón que aquellas superan con creces a estos en su persona.

No quisiera terminar este pequeño resumen de la vida profesional de mi amigo, (colega como le gusta nos llamemos), Juan José, sin nombrar a su encantadora Señora Doña Pepa Santana Jiménez, que tuve el gusto de conocer hace bastantes años y tratar en algunas ocasiones en los viajes programados de los cursos de formación que nombraba anteriormente.

Estoy seguro que dejo miles de hechos por recordar y contar, quisiera plasmarlo todos pero es imposible hacerlo de una tan larga etapa de la vida de una persona, así es mi deseo haber hecho un pequeñísimo homenaje a una persona que con su profesión y con su bondad y calidad humana ha estado durante casi treinta años al servicio de todos en la Comarca del Andévalo Occidental y dentro de esta en Puebla de Guzmán como sede de Aquella.

Mi más emotiva enhorabuena por su labor y que Dios le tenga reservada larga vida fuera ya de lo profesional, en el entorno familiar que cada vez es mayor según me cuenta.

 

Un fuerte Abrazo y seguiremos viéndonos D.M. como siempre. Gracias por todo.

 

 

Francisco José Gutiérrez Mora, Puebla de Guzmán, Octubre de 2014.