El brote de Ectima Contagioso en el Andévalo Occidental de Huelva

04.10.2014 06:40

El Brote de Ectima Contagioso en el Andévalo Occidental de Huelva.

04.10.2014 06:40

Ayer, día tres de Octubre de 2014, se celebrada una reunión de la ADS de Ovipor con numerosos ganaderos afectado de esta enfermedad en el Andévalo Occidental de Huelva. La mayoría éramos de Puebla de Guzmán.

Estaban presentes D. Agustín González, presidente de la ADS de Ovipor, el Ilmo. Sr Alcalde de Puebla de Guzmán, D. Antonio Beltrán Mora, el Sr Director de la Oficina Comarcal Agraria de Puebla de Guzmán, D. Miguel Ángel Álvarez y tres técnicos veterinarios de la citada ADS.

Tras unas breves palabras de bienvenida, se procedió a resumir cronológicamente los acontecimientos desde el mes de Junio-Julio pasado. La exposición estuvo a cargo de Agustín González, que con claridad meridiana transmitió los resultados de las diversas pruebas llevadas a cabo en varios laboratorios del país, concluyendo que desde las primeras muestras analizadas se descartaba la posible aparición de un brote de lengua azul.

Los resultados eran concluyentes: Ectima Contagioso Maligno de una virulencia nunca conocida en España y con una sintomatología atípica de lo que de la enfermedad se conocía. De hecho la vacuna comercial española no contiene la cepa concreta de la enfermedad.

Los ganaderos expusieron sus problemas abrumados y desesperados, pues verdaderamente el tema es dramático y temible, tanto por el coste económico que conlleva como por el trabajo en sí que la enfermedad genera.

Tras varios comentarios se podía concluir, por lo visto hasta la fecha de esta publicación, que animales que se vacunaron sanos de Ectima, aun contagiándose de la enfermedad, ésta aparece con mucha menor virulencia, llegando según la versión de otro ganadero hasta no tener que tratar, pues los síntomas clínicos casi inaparentes desaparecen solos. Otros casos de ganado vacunado tienen más virulencia sin llegar a los no vacunados, sobre todo en el ganado más joven del rebaño.

La conclusión final a la que se llegaba era la siguiente: Vacunación cada 4 meses de Ectima Contagiosos, con la vacuna comercial española, durante un periodo de dos años para intentar erradicar la enfermedad.